La Dulce Medicina del Camino de la Danza del Sol

Carlos Castaneda - reiki - meditacion - chamanismo - espiritualidad - mayas - chaman - chacras - terapìas alternativas - temazcal - rituals - retiro - runas - ciclo lunar - espacio sagrado - los cuatro elementos - terapia de pareja - indios americanos - viaje astral - totem animal - retiro espiritual cataluña

[...]Y ahí estaba, entre tanta gente igual de impresionada que yo ante lo que estábamos presenciando. Sentados en frente de un altar que la maestra de ceremonias había preparado con todo mimo y con tantos detalles que a uno le era imposible apartar la vista por el temor a perderse algo. Entre los objetos más destacados, se encontraban telas de color rojo, abanicos de plumas, cristales y más telas rojas. De repente, el humo de una mezcla de hierbas empezó a danzar en mis bulbos olfativos, la salvia era la que destacaba por encima de todas y las otras no llegaba a identificar. Me sentí verdaderamente en un espacio más antiguo que el tiempo, un espacio que se llevaba honrando desde muchas generaciones anteriores a mi propia vida, incluso de vidas pasadas. Y allí apareció, una pipa, de trabajo extraordinario en piedra con forma de garra de águila, a la que le seguía una caña de madera cuidadosamente retorcida, como si de una raíz de árbol se tratara. Las plumas y el humo empezaron a danzar de izquierda a derecha, de abajo arriba, parecía que la maestra de ceremonias se había fusionado con un águila que aleteaba sobre el humo, dibujando siluetas etéreas en el aire. De repente, elevó la pipa y comenzó a pronunciar palabras de un idioma antiguo y lejano. En ese momento, el corazón me dio un vuelco de gozo y éxtasis ante tal espectáculo. Me sentía muy agradecido de ser uno de los afortunados de estar allí y a la vez notaba que todo esto me era muy familiar, como si ya lo habría hecho en otro momento que no consigo recordar. Conjuros de protección, planetas y direcciones fueron saliendo de su boca, invocando ecos de tiempos pasados que se estaban manifestando en este espacio y en este tiempo. El ambiente se empezaba a densificar y a caldear, tenía la sensación de algo pesado sobre mi pero que a la vez me abría el corazón y me daba ligereza en mi pensamiento y mi expresión. Llega el momento personal que todos estábamos esperando, un espacio en el que se nos ofrece pedir a los poderes aquí presentes por aquello que queremos que se manifieste en nuestras vidas...[...]

 

Con estas palabras os quería transmitir lo que sentí y experimenté la primera vez que presencié una ceremonia de la tradición de “La Dulce Medicina del Camino de la Danza del Sol (Sweet Medicine SunDance Path). Y no es que sea fácil de sorprender, sobre todo después de haber estudiado y probado con anterioridad numerosas tradiciones chamánicas. He presenciado ceremonias de ayahuasca, asistido a temazcales del sendero rojo, respirando con ritmos holotrópicos, viajado a otros mundos con el trance con tambor de Michael Harner, estudiado los efectos del Kombo… Nada lo puedo comparar a lo que experimenté con esta ceremonia de pipa. Es sentir el lenguaje de Dios, un eco profundo en mi, una sensación de volar a otras dimensiones y una forma de honrarme a través de la ceremonia. En todas estas tradiciones tuve la sensación de que los conocimientos mostrados son la punta del Iceberg y que para recibir todo ese legado tienes que ser elegido por alguien que te encuentra misteriosamente en un viaje a Perú. La Dulce Medicina está abierta a todo el mundo y no necesitas ser elegido por un poder elevado, solo necesitas intención y determinación para abrazar las enseñanzas y el plan que el “Gran Espíritu” tiene preparado para ti. A pesar de ser una tradición originaria de América, tenemos la suerte de que está muy extendida por europa, en especial Italia, donde actualmente estoy cursando mis estudios. En España estamos abriendo territorio porque no ha existido esta tradición hasta ahora.

Lo que más puedo destacar es el trabajo con la pipa. La pipa es una representación de tu propia pipa interior (conducto respiratorio - caña y centro del abdomen - cazoleta) y es una forma más palpable y práctica de avanzar en tu camino espiritual. A la vez que vas haciendo ceremonias y trabajos con tu pipa, tu “pipa interior” va elevándose a nivel energético a la vez. Por último, quiero decir que no es un camino que se aprende con unos cuantos fines de semana, es una forma de vida y un estudio que te mantendrá activo de por vida, con la ayuda de un maestro que te pueda guiar para seguir avanzando.

Anímate a asistir a una de nuestras charlas o uno de nuestros retiros para sentir en 1º persona lo que es la Dulce Medicina de la Danza del Sol y descubrirás hasta que nivel puede cambiar tu vida.

 

Héctor "Ocean Star Dreamer"

¿TE GUSTARÍA EMPEZAR EL CAMINO DE LA DULCE MEDICINA DE LA DANZA DEL SOL?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *